martes, 21 de mayo de 2013

Barranco del Ajan


11 de Mayo del 2013

Continuamos con el segundo barranco de la temporada, esta vez nos desplazamos a la localidad de la Vega de Pas, para realizar el barranco del Ajan, muy popular dado que es frecuentado por muchas empresas de aventura.


Como el viernes tuvimos romería, el sábado no madrugamos mucho, quedamos a medio día en la Vega de Pas, mientras llegaban los más dormilones, aprovechamos para comprar unas quesadas de la Vega de Pas.

Para llegar al barranco, desde la Vega de Pas ponemos rumbo al puerto de Estacas de Trueba, a unos 3 kilometros nos encontramos con unas casas (el barrio del Mazon), allí nos desviaremos a la izquierda, bajamos una pequeña pista y al final es donde estacionaremos el coche.


A partir de ahí, seguiremos un sendero paralelo al rio, durante unos 45 minutos, hasta que llegamos a la cabecera del barranco junto a un puente.

Para realizar el barranco, nos juntamos un buen equipo, ni más ni menos que 10 personas, Iván, Cris, David, Azu,la Guela…. Y unos amiguetes que nunca habían realizado ningún barranco, nos equipamos correctamente y comenzamos el descenso.


El caudal del Ajan siempre es abundante, pero en esta ocasión y debido a las recientes lluvias, bajaba un pelin más cargado, lo que el descenso ganaba interés, por lo menos para mi.


El barranco comienza con unos 200 metros de pequeños resaltes y toboganes que nos conducen a un salto de 8 metros seguido de otro de 10, nosotros este último no lo vimos claro, y decidimos rapelarlo, fue el primer contacto con la cuerda de alguno de mis compañeros por lo que el descenso fue bastante lento.

A continuación nos topamos con otro pequeño rapel de unos 5 metros, hay que tener cuidado dado que aparentemente parece que se puede saltar, pero el agua no llega ni a la cintura, tras esta zona llega lo peor del barranco, una zona muerta de unos700 metros, donde perdemos un poco de intensidad, cabe la posibilidad de abandonar el barranco y continuar por un sendero al margen para evitarla.



Llegamos a otro punto interesante del descenso, un pequeño salto de unos 8 metros, decidimos  rapelarlo, continuamos con alguna zona estrecha y  más andar, hasta llegar a un tobogán de 8 metros, realmente divertido.


Ya tan solo nos queda un pequeño destrepe bajo un puente, nosotros utilizamos un árbol para montar una pequeña instalación y así asegurarnos, tras esto, nos encontramos con la principal atracción del barranco el salto del Oso, un rapel de unos 10 metros que se puede saltar, tras esto abandonaremos el cauce por la izquierda, para retomar un camino que conducirá de nuevo a nuestros vehículos.


Tras finalizar el barranco y comentar sensaciones, Cris nos invitó con un trocito de tarta para celebrar su cumpleaños, desde aquí, MUCHAS FELICIDADES y muchas gracias a David por las fotos, dado que me fue imposible extraer las fotos de mi sd, tras el barranco.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...