martes, 11 de septiembre de 2012

Barranco Gorgas Negras


8 de Septiembre del 2012

Desde hace bastante tiempo tenía ganas de visitar el parque natural de la Sierra y Cañones de Guara, es un lugar propicio para practicar barranquismo y escalada, dado que en esta zona viven de la práctica de ambos deportes, no sabía que se me iba a presentar la oportunidad tan pronto.



Durante la semana anterior recibí la llamada de Carlos & Ali, eso significaba que había aventura para el fin de semana, me comentaron que el plan era salir el viernes después de trabajar hacia Rodellar, un pueblo situado en mitad de parque natural de Guara, pernoctar allí, y al día siguiente ir a realizar el Barranco de Gorgas Negras, uno de los más conocidos de Guara por su dureza, dado que sin ser muy técnico, posee una larga aproximación, agua fría, largo descenso, saltos, rapeles, grandes badinas….



Nuestra aventura comenzó el viernes a las 16:00, ya tenía todo preparado para cargar en la furgoneta, enseguida llegaron mis compañeros de aventura, Carlos, Ali, Carmen, Fonso y un servidor, pusimos rumbo hacia Rodellar, sin perder demasiado tiempo, dado que el trayecto desde Santander era de unas 5 horas.



Sobre las 9:30 llegamos al pueblo, Carlos había reservado unos pequeños apartamentos para 5 personas, situados justo al final del Barranco( este chico piensa en todo), descargamos  los trastos y llego el mejor momento del día, la cena. Cada uno había traído algo de su casa y en un momento la mesa se llenó con todo tipo de comida, tortilla, filetes empanados, huevos rellenos, empanada, quesada….



Cenamos como bestias, por lo que la noche fue un poco dura, el despertador sonó a las 6, aunque alguna encantada habría empezado la aventura bastante antes, desayunamos con fuerza y comenzamos nuestro reto.



Teníamos por delante la friolera de 3 horas de aproximación antes de encontrarnos con el barranco, la aproximación parte de Rodellar cogemos la pista que nos conduce al cauce del Rio Mascún (todo ello muy bien señalizado), dejaremos a la izquierda el famoso delfín (paraíso de los escaladores), continuamos nuestro camino, comenzamos una pequeña ascensión hasta que nos topemos con el dolmen de la Losa Mora, seguimos al oeste hasta llegar al pueblo Nasarre, continuamos hacia el norte, y tras una larga bajada enseguida nos toparemos con el cauce del Gorgas Negras.



La primera parte del barranco es una zona más encañonada, donde se suceden bastantes pozas, en nuestro descenso no había demasiada agua, por lo que bastante pozas se podían rodear, sin necesidad de nadar.



Poco a poco nos vamos aproximando a los primeros rapeles, si el barranco tendría suficiente caudal, todos ellos se pueden saltar, pero en nuestro caso, se notaba la escasez de agua y decidimos rapelar para evitar posibles problemas.



A medida de que vamos avanzando el cañón, empieza a ser más ancho y uno se empieza a aburrir de atravesar a nado largas badinas, pero los paisajes siguen siendo increíbles.



A medio camino hay un par de surgencias que manan a tan solo ocho grados, por lo que es totalmente obligatorio ir con el neopreno completo, nosotros en ese punto decimos hacer una paradita y recuperar fuerzas con un buen almuerzo, y así de paso liberar peso de las sacas.
La segunda parte del barranco es menos bonita, cada vez se va abriendo más y más y van desapareciendo los resaltes y los pequeños saltos, para dar paso a las grandes badinas.



Cuando finalizas el barranco, tienes dos opciones, continuar descendiendo el barranco Barrasil, o tomar una escapatoria que nos conduce al pueblo de Rodellar tras una hora y media de recorrido, nosotros decidimos continuar con el barranco de Barrasil, este nos conduce hasta el puente medieval de Pedruel, justo a los pies del camping donde nos alojábamos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...